Nombre: Pablo Emmanuel Escobar

Edad: 31

Año de graduación: 2005

Profesión: Ingeniero Civil de la Universidad EIA

Posgrado: Especialista en Gerencia de Proyectos de la Universidad EIA

Cargo: Residente de obra, Cavosa, filial de Sacyr.

 

En su época de Colegio, Pablo Emmanuel Escobar era reconocido por ser un joven muy alto, un tanto indisciplinado, respetuoso y de buen corazón. Hoy en día, sus logros dan fe del gran profesional en el que se ha convertido: un Ingeniero Civil con una trayectoria admirable en el sector de Estructuras, Hidráulica e Hidrología.

Le atribuye a su padre, Ingeniero Electrónico de la Universidad Pontificia Bolivariana, su gusto por la resolución de problemas. Cuenta que desde pequeño se sentaba junto a él a descifrar ecuaciones, problemas matemáticos y enigmas cotidianos, lo cual fue crucial para hacer su elección profesional y desarrollar su vocación.

Más adelante, en su último año de bachillerato, tuvo la oportunidad de hacer una pasantía en la Universidad EIA (antes Escuela de Ingeniería de Antioquia), experiencia que le permitió definir su enfoque y más importante aún, descartar varias opciones que tenía sobre la mesa.

“No era el mejor en matemáticas, física o química, pero esto jamás fue una dificultad para estudiar una ingeniería”

Su pasión por las grandes obras de infraestructura, al igual que su impacto en el desarrollo y transformación de la sociedad, lo motivaron a postularse durante su semestre de práctica a la Constructora Conconcreto, lugar donde inició su carrera y emprendió su camino profesional.

Hoy por hoy, ha participado en ambiciosos e importantes proyectos de Ingeniería en Colombia, entre los cuales se encuentran: el Túnel de la Línea, la Hidroeléctrica del Río Amoyá (Tolima), la Hidroeléctrica de Bonyic (Panamá), el Túnel del Km 6 vía Medellín/Bogotá, entre otros.

Asimismo, cumplió su sueño profesional al participar en uno de los proyectos más grandes de Latinoamérica, la Hidroeléctrica de Ituango (Antioquia), que a pesar de las controversias asegura “fue una obra realizada de manera rigurosa, con procedimientos técnicos de la más alta calidad y muchísimo empeño por parte de las compañías involucradas”.

Este hito representó el reto más grande de su carrera hasta el momento, pues requirió de horas de arduo trabajo y resiliencia para asumir con profesionalismo la complejidad de la situación. Cuenta que, debido a sus características atípicas, este caso fue único en el mundo y, por tanto, debían plantear soluciones y acciones inmediatas con la esperanza de que el resultado fuera positivo y conveniente para preservar la vida de las comunidades amenazadas con esta tragedia.

Respecto a sus gustos, afirma que es un apasionado del fútbol y por supuesto, un hincha más de la Selección Colombia de alma y corazón. Disfruta compartir con sus amigos de la vida y sobretodo, conocer nuevos lugares y culturas.

Al Colegio Colombo Británico le envía el siguiente mensaje: “Solo tengo palabras de agradecimiento hacia los directivos del colegio, los profesores y en general, a todas las personas que día a día se esmeran por contribuir a la formación de mejores profesionales, mejores ciudadanos y mejores seres humanos para la vida”.